Una historia de robótica

robotica_educo_2

Una historia de robótica

Esta historia comienza a finales del curso escolar 2014-2015, cuando habíamos apostado por una extraescolar de robótica innovadora y diferente, pero nos encontramos con un gran problema que no contábamos con los mejores desarrolladores y programadores. El final de curso fue una gran desilusión, un gran fracaso entre lo que queríamos que fuese la extraescolar de robótica y lo que fue, pero gracias a ese fracaso conocimos a Jaled y a sus dos hermanos Nureddin y Nasreddin Moustafa. Ese verano nos pusimos a trabajar y plantamos la primera semilla para crear algo nuevo, partiendo de las experiencias de los alumnos y que mejorase sustancialmente lo del curso escolar anterior.

robotica_educo_1

el primer prototipo Edimot que vió la luz

Pese a los cambios, el curso 2015-2016 no resulto 100% satisfactorio y en ese verano nos pusimos manos a la obra para cambiar y mejorar todas las carencias de la extraescolar y nació el primer prototipo de las placas Edimot, el cual hoy es un orgullo poder mostraros en la siguiente foto.

El camino hasta llegar al día de hoy no ha sido fácil pero gracias a la confianza en las personas que hemos apoyado la idea, a la creatividad del equipo y a las reuniones interminables entre todas las partes implicadas, podemos celebrar el primer premio del YUZZ CANTABRIA, con las placas EDIMOT, base de nuestra extraescolar de robótica en el curso 2016-2017 y pilar fundamental para seguir mejorando en la metodología, herramientas y componentes en los futuros cursos escolares.

Desde el primer momento teníamos claro que nuestros alumnos tenían que aprender a pensar como auténticos “programadores” donde la construcción del Robot fuera la “excusa” para aprender electrónica y programación. Las herramientas que utilizamos para mostrar todo ese conocimiento de manera divertida, visual y sencilla para todas las edades desde los 6 hasta los 16 años son las placas Edimot.

robotica_educo_2

En la foto podéis ver un circuito sencillo montado con las placas Edimot (www.edimot.com).

Además, otra de las grandes ideas de esta extraescolar es que no utilizamos pilas alcalinas si no que nos decantamos por unas baterías recargables (powerbank) para que nuestros alumnos puedan probar sus circuitos una y otra vez y testear su robot todas las veces que necesiten de manera autónoma con la batería o bien conectándolo al ordenador por usb.

Lo mejor de todo es que Educo es la única empresa que cuenta con este material tan novedoso y exclusivo, donde nuestros alumnos no dejan de aprender programación ya que el software que se utiliza es gratuito y con conexión a internet pueden seguir trabajando en sus casas, y todo el material que utilizamos se lo llevan a sus casas, incluido el Robot. Actualmente, nuestros educadores pueden desarrollar tres años completos de esta extraescolar pero seguimos trabajando para que más niños y niñas puedan disfrutar de nuestra extraescolar de Robótica durante más años.

La innovación va en nuestro ADN por eso la novedad para este curso escolar 2017-2018 es que todo el sistema se integra con piezas de Lego y de este modo las construcciones van a cobrar vida ya que se van a mover, emitir sonido, brillaran y muchas cosas más, como por ejemplo que podremos construir nuestros robots sin necesidad de ordenadores, ni software para programar.

… y lo mejor está por llegar porque gracias a este premio nos vamos a esforzar aun más si cabe para llevar nuestra extraescolar de robótica a todos los centros educativos de toda España y cada curso escolar ofrecer novedades con el fin de seguir siendo una referencia en el sector educativo.

Articulo de Ismael Antía Helguera
Responsable de la Delegación de Educo en Cantabria.